Hola Barcelona

Este viaje no tiene mucho margen de itinerario, al contrario, me subiré a la embarcación esperando y dispuesta a las sorpresas del descubrimiento. Una escala de estudios de posgrado como un primer objetivo, la mejor opción para viajar, el dos por uno perfecto, el que nunca te hace perder y siempre ganar. El viaje que abre puertas. El de continuar aprendiendo dentro y fuera de las aulas universitarias.
[Regresando un poco al pasado…] Hace unos cuatro años atrás me encontré en  Barcelona, perdida en una de sus calles principales deseando llegar al siguiente punto turístico, pregunté y pregunté pero me topé con uno de los obstáculos del visitante; el lenguaje. En Barcelona se habla catalán. A señas e intentos, intenté entenderlo, se quedó en intento.
A Barcelona llegué en autobús procedente de la Capital española, de la buena Madrid, si bien recuerdo, un viernes por la noche, aprovechándola precisamente para viajar, una forma de ahorrar hospedaje, que si bien no es lo más cómodo, tampoco es un sufrimiento.  Se disfruta más la noche y el camino se torna un poco más ligero si se lleva un buen libro, algo de comer y sobretodo alguien con quien platicar, de lo que sea,  pero sentir un poco de acompañamiento.
En vísperas de un viaje tranquilo, atrás de  mi asiento, iban dos jóvenes, entre 25 y 28 años. No supe identificar el idioma. Güeros pero muy blancos y con facciones duras. Estaban muy enfadosos, gritando, moviendo el asiento, carcajeándose, hasta llegar al punto de tener que voltear y pedirles que se calmaran un poco.
No necesitas entender otro idioma si la fuerza de la voz, la entonación, la mirada y sus mensajes corporales lo acompañan, así que entendí que su respuesta no fue amable ni cálida, y menos comprensiva. No tuve mucha opción, sólo ser un poco más tolerante y rezarle a la paciencia.
De repente el autobús hizo una parada inesperada, se había ponchado uno de los neumáticos y por un par de horas, en algún punto entre Madrid y Barcelona en una cafetería con un café caliente, de noche,no supe por años, en qué parte del mapa español me encontraba, confié. Dato curioso, en la selección de cosas que traería a Barcelona, encontre la servilleta de aquella cafetería.

En todo viaje se conoce a gente, es lo rico de las experiencias que uno recuerda al regresar a casa, por ejemplo hoy tengo dos nuevos amigos marroquíes, que conocí en esa cafetería, estuvo divertido, pues practiqué un poco de árabe y ellos de español –nada fácil-. De igual forma gracias a ellos supe que mis vecinos escandalosos y malhumorados provenían de Rumania.
Mis amigos marroquíes, que compartieron un poco sobre como es vivir en España, en la ciudad de Barcelona y en Madrid; uno de ellos trabajando en servicios públicos y el otro en una fábrica de chocolate, gracias a ese acercamiento pude conocer otro tipo de migración.
Los rumanos son un pueblo fuerte en presencia migratoria en España, así como los ecuatorianos, que ocupan el primer lugar como latinoamericanos. También los marroquíes, aunque en menor proporción.  Es un país que sufre los costos de la migración, como lo hecho ya cada vez más los países más desarrollados que ofrecen, en apariencia, una mejor calidad de vida.
Fue un viaje corto, unos tres días, pero como siempre, exprimiendo las últimas gotas del tiempo, hasta el último segundo, así que me dio tiempo para recorrer de día y de noche esta ciudad moderna, llena de arte y colorido, con sus ramblas, jardines, que decir de la Sagrada Familia, el castillo en Montjuic, La Fuente Mágica, su Catedral y el Barrio Gótico, Barcelona en sí.
Cansancio, dudas y confusión me habían dejado la visita a Barcelona. Sentí que los catalanes realmente hacían una distinción cultural y de lenguaje. Aún cuando está en sus manos que esa diferencia no exista, tampoco es una complicación, ya que se hablan dos lenguas, pero aún así, la que pudiera ser una ventaja desaparece en esta ciudad.

Hola Barcelona

Hoy, un posgrado es el que me regresa a Barcelona, esperando sentirme de vacaciones  durante este próximo año 2012. Viviré esta ciudad y la ciudad me adoptará, me acobijará, seré parte de ella y ella será parte de mi, viviré dentro de la globalidad –comunicada como siempre- pero abierta a toda posibilidad de crecimiento-  estaré dejándome consentir por lo nuevo, por lo que ofrece, por lo que es. Digamos que no encuentro problema en eso. Es desprenderme y dejarme fluir por la atmósfera de cualquier ciudad.
Un viaje sabroso desde lejos, un reto con una comunidad que es conocida por su desarraigo a su nación, España, considerada independiente en ánimo social, pero rica, mundial y muy cultural. La siento como una Tijuana pero en pequeño. Bueno, quizá el orgullo por mi ciudad natal hablo.
Las calles que hoy recorren poco mas de 1 millón 600 mil personas,  ahora estarán muy  cerca para poderlas conocer, fotografiar, vivirlas y descubrirlas, la historia de una entidad con historia, la segunda ciudad más poblada de España con vista al mediterráneo, frontera con Francia. Me será fácil, siento.
Barcelona es considerada una Ciudad Global, un concepto, destinado por la Universidad de Loughborotgh, para las ciudades  que debido  al efecto de la globalización  y crecimiento urbano, cuentan con un efecto tangible  en los asuntos mundiales a través de algo más que el medio socio-económico con influencia en la cultura y la política. Aquí se encuentran también ciudades como Londres, Nueva York, Paris y Tokio.
Pero eso no lo comprobaré hasta que lo experimente, al igual que su clima mediterráneo en verano, su máxima temperatura es de 39 grados C, ya un poco acostumbrada y sobre todo sobreviviente de los 50 grados de verano que viví en Mexicali, este veranito catalán será todo un paraíso. ¡Ya me vi!
Corrección: Ya me estoy viendo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s