Ciudad escoba de oro en España

Oviedo, Asturias, España

 

Cristina, una chica que actualmente es estudiante de 25 años, dice: “no tiene sentido tirar la basura en la calle, estiras la mano y tienes una papeleta enfrente”.

Me lo dijo mientras comíamos en la casa de su novio, quién nos abrió las puertas de su piso para pasar un fin de semana en Oviedo, Asturias. Platicábamos del porqué Oviedo era famosa por ser una ciudad limpia, en toda la extensión de la palabra.

Para ella, se trata de una consciencia ante la basura, se vuelve fácil deshacerse de ella.  No es difícil ni un problema ser limpio. Además, decía, la gente se lo toma muy en serio cuando se trata de ser limpios, sobre todo porque existe el interés de la comunidad.

Un estudio que realiza cada año la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) entre sesenta y dos ciudades de España, arrojó que Oviedo, es valorada por sus propios habitantes como una urbe limpia, con servicio de mantenimiento permanente y con los suficientes espacios que eviten la posibilidad de arrojar basura fuera de un cesto.

Es una ciudad de por sí bonita, con una arquitectura que refleja su raíz desde el siglo VIII al menos, además con un clima fresco, con veranos suaves y con inviernos frescos. Decorada con maceteras con grabado el escudo de Oviedo, las flores moradas y muy artística; con notoria presencia de esculturas por las calles. Grandes árboles, lindos parques. Pequeña, limpia y ordenada.

Al caminar por Oviedo, en varias ocasiones me encontraba, como si se tratara de una amiga frecuente, a una máquina barredora, o aparecían hombres barriendo escobas, con mangueras que soltaban fuertes chorros de agua contra las calles. No se necesita poner mucha atención para darse cuenta que es frecuente encontrar al servicio de limpieza de la ciudad que incluye las cuatro mil papeletas sobre la vía pública.

La limpieza que presume esta ciudad, puede ponerse a prueba en el Mercado del Fontán. El espacio comercial para los productos locales, la fruta, verdura, carnes, dulces, cremas, licores y curiosidades. El mercado de la ciudad al que toda la ciudad va.

Para mi sorpresa, tenía el aspecto de un mercado nuevo, recién abierto al público, casi esperando ver el listón tirado en el piso, después de haberlo cortado para inaugurarlo. Olía bien. Mucho color en las mermeladas y también común las canastas de habas para la fabada.

Una de las mañanas, al salir temprano para recorrer más de la ciudad,  se sentía una atmósfera fresca, recién barrida con agua; parecía que acababa de llover. Las áreas verdes se veían recién cortadas y olorosas.  Con armonía en sus espacios. Es agradable caminarla, y así refutar el título de la “Ciudad más limpia de España”, Escoba de Oro.

Cuando me fui de Oviedo, recordé una frase que se ha usado en muchas campañas en Tijuana, “ la ciudad más limpia no es la que más se barre, sino la que menos se ensucia”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s