¿Se te ha ido el avión?

Viajé a Chihuahua, al norte de México por dos días, mi salida estaba programada para las 17.45 horas, pero confundí la hora y llegué a las 7:45 de la tarde, es decir, dos horas después. Llegué al aeropuerto, busqué mi aerolínea y… ¿vacía? Mira a mi alrededor para saber si estaba en el lugar equivocado, pero no, veo el reloj, veo la hora de salida y de regreso al hotel, otra noche extra.

Roma es un capítulo completo de pérdida de transporte. Compré los billetes para viajar en tren con destino a París para después ir al aeropuerto y tomar un avión a Orange County, en California,  pero “despistada” debería ser mi apellido,  compré los boleto del tren, fui por mi equipaje, regresé y el tren no esperó por mi. Ni cinco minutos al menos.  Esa noche la pasé primero intentando dormir en la misma estación pero me corrieron unos guapos policías, así que me fui a un café que por una taza de té pude pasar la noche recargada en la mesa, cabeceando por la preocupación de perder mi equipaje. Allí pasé al menos 6 horas esperando a un autobús que me llevaría al aeropuerto, y así fue; me subí al autobús pero el que iba en dirección contraria, por lo tanto, llegué al aeropuerto equivocado; después de haber pagado casi 80 euros de taxi, el avión también lo había perdido. ¿Imaginen mi desesperación? Ya estaba entre enojada y con una lágrima en los ojos. Pasaron 24 horas para volver a tomar otro avión y allí viví mi primera experiencia de dormir en un aeropuerto.

¿Se te ha ido el avión?

Pero esto no termina aún. Una vez en París y tras 24 horas, el nuevo con destino a Orange County estaba con todos los asientos ocupados, ¿es tan difícil regresar a casa? pensé, recuerdo que me atendió una chica y su compañero al ver mi cara de desesperación, me dijo: ¿Te sirve llegar a Los Ángeles?  Si, respondí sin titubear. Así me dieron otra opción y por lo tanto tomar un vuelo que haría escala en Nueva York y luego me llevaría a Los Ángeles. Respiré profundo y con mucha paz cuando me senté  en el siento del avión, yo ya quería llegar a mi casa. Pero… al llegar a Nueva York, voy a la siguiente puerta para cambiar de avión y ¿por qué está cerrada la puerta? ¿podía ser posible? Mi vuelo estaba retrasado y ese avión también se había ido sin mi. ¡No puede ser!

En la Ciudad de México, debía tomar un avión para mi coqueta Tijuana, y ya después de varias experiencias, la verdad es que he aprendido a prepararme con tiempo pero, repito que mi apellido debió ser otro. Estaba haciendo fila para subir al avión y al entregarle a la chica de la aerolínea mi pase de abordar, me dice: Estás en Viveaerobus y tú vuelas por Volaris. No tuve tiempo para que se me cayera la cara de vergüenza, solo corrí a la puerta de la otra aerolínea para subirme al otro avión.

En Chiapas, después de un viaje de dos semanas por el estado, debía tomar el último del viaje, el que me llevaría al hogar, dulce hogar. Esa noche en Tuxtla Gutiérrez ya estaba tan cansada que me dormí temprano, preparé mi equipaje y cerré los ojos. Solo diré que cuando los abrí miré el reloj y marcaba las  8.30 de la mañana y dije: ya se me fue el avión. No pude ni enojar ni darme prisa. Ya se había ido… sin mi.

Acepto que han sido situaciones estresantes que terminan siendo muy divertidas, sin embargo, esa diversión cuesta dinero y tiempo, así que les dejo 5 consejos básicos para evitar históricas como estas:

  1. Una noche antes ten lista tu documentación.
  2. Si bien son dos horas las que se debe de llegar antes a un aeropuerto, piensa que son tres y evitaras las prisas.
  3. ¿Estás seguro que sabes diferenciar la hora am/pm y la hora militar?
  4. Considera el tiempo de tráfico, aún cuando creas que no lo hay.
  5. Infórmate sobre los derechos que tienes en tu aerolínea si se te va el avión.

Enlaces de interés:

2 comentarios en “¿Se te ha ido el avión?

  1. Vanesa dijo:

    La única vez que he perdido un avión fue porque tenía que hacer escala y el anterior estaba retrasado. Pero afortunadamente, como eran de la misma aerolínea, me programaron al que salía el mismo día sin costo. Creo que mi temor a perder aviones/autobuses me hace muy previsora. Pregunto mucho y tengo todo siempre a tiempo.

    Me gusta

  2. @MochileroSoy dijo:

    A mi me paso en la Cd de México, llegaba de un vuelo de LA a las 6:30 de la mañana… mi siguiente vuelo salía 9:00 am, tiempo suficiente para entrar a sala y abordar… en la entrada de la sala B había una interminable fila (la cual Interjet dio como sugerencia para formarse) …pero yo como buen mexicano, fui en busca de la entrada a la sala A, la cual era doblemente de interminable. Al final entré a la sala y nada: ¡perdí el vuelo!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s