Café amargo en París

 

Si tienes la suerte de haber vivido en París cuando joven, luego París te acompañará vayas donde vayas, todo el resto de tu vida.

Ernest Hemingway

¿Qué es la elegancia? ¿Qué es la finura, la exquisitez? Solo hay que conocer París para comprenderlo. No se trata de usar tacones, se trata de dejarla ser la protagonista, de hacer fila como muchas y muchas que han llegado antes para acercarse cada vez más a su voz, a escuchar sus palabras, a conocer su forma de vida, de vivir el día a día. Es una mujer, no hay duda. Es una dama, lo deja claro. París me hizo sentir chiquita, ignorante, con un bolsillo pequeño y todavía, sentirme suertuda por conocerla. París usa zapato de piso, sombrero, lentes de sol y un abrigo. París, es refinada, es francesa.

A París no le importa cualquiera, es París. Muchos son los que deambulan como cuervos, como leonas. Muchos son los que presumen de ella. Muchos son los que tienen una fotografía con ella. Muchos son los que llegan y se van. Muchos son los que regresan, los que han llegado. La eterna París es una mujer abundante, de muchos clichés a su alrededor como una gran ventaja porque los vives, son reales y,  al mismo tiempo, como una desventaja que te aleja de ella.

Sí, es abierta y amigable, es romántica y encantadora pero solo puedes verla a la distancia. Me faltó tiempo para seguir esperando en la fila, para visitar más allá de sus rincones famosos, de sus puntos más altos, de sus jardines; de sus grandes avenidas, de sus históricos cementerios, de sus pequeños cafés y librerías. Además, me faltó francés, París no tiene interés de hablar español o inglés aunque los comprenda, ella es francesa;  tampoco le importa si tu visita es de tres días, tres meses o tres años, son muchos los que quieren algo. No sé cuánto tiempo sea suficiente para estar a menos distancia de París, posiblemente sea cuestión de suerte pero ella te exige tiempo, paciencia, quietud…. o todo lo contrario.

Victoria de Samotracia, Representa a Niké, la diosa de la victoria.  (190 a C.) |Foto: Arlene Bayliss

Victoria de Samotracia, Representa a Niké, la diosa de la victoria. (190 a C.) |Foto: Arlene Bayliss

Es mi segundo viaje a esta ciudad y me siento igual de idiota que la primera vez admirándola. Todo volvió a sorprenderme. Pisar las calles que hace más de cinco años pisé, me recordaron que aquella ocasión también me cuestioné su personalidad; admito que es difícil apartar esas imágenes construidas que surgen de la ignorancia, de la superficialidad de lo que vemos, que hemos escuchado y hemos construido. París y yo somos tan incomparables que no encontré el punto de empatía, es decir, solo la escuché, la caminé, la miré y admiré pero, no pude hablarle, no le hice preguntas, no me escuchó, igual que aquel primer viaje.

Las hojas del libro de historia de París, están atiborradas de inicios y tendencias. Me pregunté y me respondí ¿Por qué resulta tan admirable? También cuestioné sus caras y actitudes. ¿Cómo se vive aquí? ¿Dónde está mi versión francesa? Decía Fréderic Chopin que “París responde a todo lo que el corazón desea. Uno puede divertirse, aburrirse, reír, llorar o hacer lo que se le antoje sin llamar la atención, puesto que miles de personas hacen otro tanto… Y cada uno como quiere”.

Lejos estuve de estar más cerca de París después de este viaje. No es una ciudad para unos cuantos días, hay que conocerla despacio para romper la burbuja de ciudad mundial, romántica y encantadora, clásica y eterna. Hace falta dar unos cuantos pasos más para llegar y hablar con su gente, alejarse de la multitud, mezclarse con ella y sentir el ritmo de su andar. Regresé de París confundida, con deseos de más tiempo, de volver. Sí, París usa zapatos de piso, solo así podría recorrerla.

Un comentario en “Café amargo en París

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s