De vecina a viajera: Capítulo I

El último trimestre de 2016 lo viví viajando y fue un viaje distinto a un lugar conocido. Viajé a Estados Unidos no como vecina, sino como viajera y lo hice además, con un cuaderno en blanco.  Este es el primer capítulo de una serie que estaré publicando en la revista Viaje con Escalas, y espero que les guste.

Una probadita y el enlace para seguir leyendo:

Son las 5:35 de la mañana del 19 de septiembre. No dormí, me desvelé porque tenía que estar bañada y con maleta lista a las 4:00 de la madrugada. Tomé el metro desde Llucmajor a Passeig de Gràcia para transbordar al tren. Ya estoy en la sala de espera del Aeropuerto de Barcelona. Esperar, aguardar, no hacer nada, sentarme en una silla y sentir el segundero. Leer, platicar con mi compañero de viaje, con la vecina, limpiar la bolsa y revisar que esté todo en orden dentro de ella. Preparar el equipaje de mano, sacar la pashmina por si hace frío, los audífonos en su lugar, el cuaderno y la pluma, el cargador del celular, el libro, una manzana. ¿Qué más?

El otro lado es Estados Unidos

 

2 comentarios en “De vecina a viajera: Capítulo I

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s