Antojitos de la Ciudad de México

Texto publicado en Skyscanner

En serio, es imposible no comer en la Ciudad de México. ¿Qué va a querer guerita? ¿Qué le damos? ¿Qué va a llevar? ¿Cuántos quiere? Es lo que escucharás cuando estés paseando por el centro histórico. Vayas por donde vayas, siempre encontrarás algo para el paladar, sentirás que los antojitos de la Ciudad de México te persiguen, porque en una región de más de 8 millones de habitantes, la más grande del continente americano, ofrece un menú enorme, variado y tradicional, como la ciudad misma.

Nueve ejemplos de antojitos mexicanos de la Ciudad de México

antojitos-mexicanos

  • Gorditas de chicharrón prensado: Como todos los antojitos mexicanos, a las gorditas te las encuentran en las esquinas, en las fondas, los mercados, y la más famosa y solicitada de todas es la gordita de chicharrón prensado. Las puedes encontrar de maíz blanco, azúl y hasta verde, y además de estar rellenas de chicharrón, se suele acompañar con queso o requesón, cilantro y cebolla y claro, salsa verde o salsa roja. ¡No podrás comer solo una!  
  • Tacos al pastor: Son tacos originarios del estado de Puebla pero no hay tacos más tìpicos de la Ciudad de México que los tacos al pastor. Prohibido irse de la ciudad sin degustar este taco de tortilla de maíz con carne adobada, un trocito de piña, cilantro y cebolla, salsa al gusto, y unas gotitas de limón. No te sientas mal por querer más de dos, se trata de tacos pequeñitos, disfruta de ellos sin remordimiento.  
  • Tlacoyos: Primos de las gorditas pero un poco más grandes y rellenas de frijol, el tlacoyo es un antojito prehispánico. Una tortilla de maíz gruesa que además del relleno, encima va servida con requesón, su respectiva salsa verde, queso y cebolla. Son muy populares de maíz negro en el Centro Histórico de la ciudad, si los ves, pídete uno, es perfecto como un tentempié aunque la veas enorme a la vista.  
  • Huaraches: El nombre se debe a su forma, a las sandalias mexicanas que utilizaban los indígenas como calzado: huaraches. Está hecho con masa de maíz y no posee agujero alguno, encima lleva carne o costilla, incluso los encuentras de pollo y hasta con un huevo estrellado, además, unas gotitas o cucharadas de salsa y queso en polvo ¡Deliciosos, de los más típico!  
  • Tacos de canasta: Si los del pastos son pequeños, estos lo son aún todavìa más, y son irresistibles. Famosos desde los años 50, te los encuentras en una canasta repleta de tacos. Ya en tiempos de la Colonia se extendieron por todo el país, fueron y siguen siendo el almuerzo de los trabajadores del campo, de la obra y de todos los que saben apreciar su característico sabor. Antojitos buenos, bonitos y baratos.   
  • Guajolotas: o también conocidas como torta de tamal. Sí, un tamal en medio de un pan bolillo, pero el tamal debe estar frito, ese es el toque de una guajolota. Generalmente  y sobre todo en los días fríos, estas tortas se acompañan con atole, una bebida típica mexicana. Porque si Madrid tiene su bocata de calamares, pues la capital de México tiene su torta de tamal. Eso sí, no tendrás hambre hasta el día siguiente.  
  • Quesadillas sin queso: La quesadilla es seguramente uno de los representes de la comida mexicana en el mundo, pero el mundo no sabe que en la Ciudad de México las quesadillas no precisamente tienen que ser de queso, puedes ser quesadillas de papa, de carne, de queso con jamón, de requesón, de flor de calabaza, de champiñones, de lo que quieras. Son perfectas como entradas, como acompañantes o como platillo principal, a tu gusto. Las hay de tortillas de maíz y tortillas de harina, grandes y pequeñas.  
  • Torta de chilaquiles: Recuerda que estamos en el país del maíz, y nunca faltan ni tortillas ni pan, y qué mejor forma de sentir la mexicanidad gastronómica que combinando la tortilla y el pan. Se trata de un bolillo relleno de chilaquiles rojos o verdes, se acompañan con queso, salsa y para los valientes, se puede agregar milanesa de pollo o de carne. No tendrás hambre por el resto del día, asegurado.
  • Caldo de gallina: No, no es lo mismo que un caldo de pollo, se parecen pero no es igual. Esta sopa de gallina, lleva garbanzos, arroz blanco, pasta, cebolla y en algunas partes lo sirven con zanahoria. Es buenísimo para combatir el frío y también, es muy popular entre las familias mexicanas cuando alguno de sus miembros siente los efectos del catarro o gripe. ¿Con qué crees que se acompaña? ¡Tortillas!

 

Anuncios

Un comentario en “Antojitos de la Ciudad de México

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s