Viajar caminando por Barcelona

Una de las características de Barcelona es que es ordenada y un tanto cuadriculada donde la mayoría de las calles se llaman del mismo nombre desde la montaña hasta el mar. En Barcelona no te pierdes, caminas y caminas y siempre estás paseando.

Lo que en México se llaman delegaciones, aquí son distritos y en la ciudad existen diez que a su vez se subdividen en 73 barrios. El distrito 1 y 2 es Ciutat Vella, el más antiguo de la ciudad y el Eixample, el primer crecimiento urbano una vez que se derribaron las murallas. A su alrededor Sants Montjuïc, Les Corts, Sarriá, Gràcia, Horta-Guinardó, San Andrés y San Martín. A estos nueve se suma Nou Barris, el más joven. Todos tienen ciertos patrones que los hacen similares, pero sin duda, cada uno ha diseñado su personalidad, porque si algo tienen los barrios de la ciudad condal es sentido de pertenencia, viven y piensan en comunidad.

Por eso quiero hablarles de cinco rincones de Barcelona a los que se llega caminando. Algunos más turísticos que otros, entre bares y parques, entre pasajes y plazas, entre diseño, arquitectura e historia. Son rincones que he encontrado o me he encontrado en este camino y que vuelvo a ellos, cada vez los hago más míos. 

schermata-2015-01-10-alle-16-04-10

Viajar caminando por Barcelona

  • Sants Montjuïc: A la calle Creu Cuberta llegué un marzo y en ese momento no sabía que estaba en uno de los grandes corazones de la ciudad, y en una de sus calles comerciales más largas y emblemáticas, como el barrio mismo. Sants era un pueblo industrial que con el tiempo se añadió a Barcelona; aquí está el Parc de l’Espanya Industrial, y también se encuentra el mirador del Arenas, el centro comercial que conserva lo que fue, una plaza de toros como caparazón. Desde arriba hay una vista y un paseo de 360 grados donde además de admirar Plaza España y las Torres venecianas, se encuentra una pieza que no se admira mejor desde ningún otro lugar: Mujer pájaro de Joan Miró.
  • Eixample: He tenido suerte, fui vecina de la Sagrada Familia y fue un sueño no pedido; un poema. Caminar de mi departamento al metro y mirar y admirar todos los días a ese monumento. Gaudí, la iglesia, la gente, los comercios a la redonda, la avenida Gaudí, el Recinto Modernista Sant Pau. Es un barrio que, contrario a lo que se puede pensar, está lleno de calles silenciosas, pasajes, edificios emblemáticos. Si caminas por Carrer Provenza hacia Encants, te cruzarás con Carrer Rogert y…¡Disfruta del paseo hacia abajo!  
  • Grácia: No, en este barrio no he vivido pero cómo me he paseado, creo que conozco más este barrio que el mío. Lo que me pasa con Grácia es que me facilita la existencia, hay de todo en una misma zona, a cualquier hora, en cualquier época del año. He comprado ropa en el mercado, regalos entre sus tiendas, no hay verano que no visite sus plazas y los días que más acostumbro a ir a este barrio, son los viernes y sábado y nunca defrauda. Gràcia tiene gracia y también librerías y un cine. Hablo de la Librería Taifa en Carrer Verdi con una surtida oferta de libros de segunda mano y las últimas novedades, y en la misma calle, el Cine Verdi, con proyección de películas en versión original.
  • Paralel: Tengo una ruta. Bajo en metro Urquinaona, atravieso Plaça Catalunya y camino hacia Universitat. En Plaça Universitat bajo con sentido al Raval y llego a la Rambla del Raval que justo termina en Carrer de Sant Pau. Esa estrecha calle conecta a la Ronda Sant Pau y así llego a la Avenida Paral lel. Un cuatrimestre en el CFD de Barcelona, y una amiga que vivía en el número 2 de Carrer Blai, me dejó como herencia esta calle peatonal llena terrazas de bares y restaurantes y una que otra bodega de vino. Jueves: ruta de tapas.  
  • Nou Barris: ¡En este barrio vivo yo! Y diría que su característica principal, es esa, es un barrio en su jugo. Y en ningún barrio puede faltar un bar y yo tengo uno: El Drácula. Es un restaurante/bar que parece vivir en un halloween permanente, nació con el barrio y ha crecido con él. No faltan las tapas, los platos combinados, bocadillos fríos y calientes; una caña o un café en la terraza. Si tuviera un perro conmigo seguro seríamos muy felices, porque Nou Barris está rodeado de parques, el Parc Central de Nou Barris, Pac Turó de la Peira, Parc de la Guineueta y el Parc Can Dragó.  

Escuchar: Viajar caminando por Barcelona en Radio Cope

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s