Diario

Pensando en Tijuana en Navidad

Estamos hechos de rituales; al menos, lo estoy yo en cada Navidad. Mi fiesta está muy alejada de ser una fiesta religiosa, en realidad es la celebración del día internacional de la familia Bayliss… Somos un familión. Siempre quiero hacer lo mismo cada año y, aunque cada año es distinto, para mí nunca pierde su magia. No hay nada que hacer más que permanecer juntos: desayunar, comer y cenar, y vernos las caras mientras nos reímos unos de otros.

Cuando era niña, los últimos días de noviembre eran una rogadera para que sacáramos las cajas. “¿Ya, amá?, ¿ya?”, insistía a mi madre. Las cajas guardaban todas esas cosas que solo tienen vida una vez al año, a veces quince días, pero nunca más de treinta. Me hacía feliz ver el rojo por todos lados, me hacía feliz tener una bota con mi nombre, tener árbol, decorarlo,poner las esferas con cuidado porque se rompían, colocar una canasta de nueces en el centro de mesa de la sala; me hacía feliz pensar en la cena y esperar que el reloj marcara las doce de la noche para abrir los regalos.

Seguir leyendo

Nostalgia navideña al estilo Tijuana

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s