Info viajera

Ocho libros de los que todo mundo habla para leer en 2018

La lectura es tecnología para acceder a otros puntos de vista, escribe Steven Pinker en Los ángeles que llevamos dentro. “Transferir la experiencia de leer ficción en situaciones del mundo real es un salto natural, cuenta en The Guardian David Comer Kidd, “usamos los mismos procesos psicológicos para entender la ficción y las situaciones reales. La ficción no es sólo un simulador de experiencias sociales, sino que es una experiencia social”.

Leer es ejercicio y todos sabemos que pasa con nuestros huesos si no los movemos, lo mismo sucede con nuestro cerebro. ¡Leer es su gimnasia! Leer relaja, leer motiva, hace pensar; leer es sexy. Y si además, leemos lo que expertos dicen que es una buena lectura, por qué no intentar retarlos y verificar si es o no cierto. Además, hay tanto por leer, que al menos yo agradezco la ayuda de aquellos que, más que críticos, los considero filtros.  Por ello he querido proponerme y proponerles algunos que están en la boca de todos y me llenan de curiosidad.

Ocho libros para leer en 2018

ocho-libros-para-leer-2018

  • 4 3 2 1, Paul Auster (Grupo Planeta): Este hombre tiene mi edad escribiendo libros. Es más, de Paul Auster podría tener su propio listado de libros para leer en 2018. Lo último que leí fue “Trilogía de Nueva York” y no veo por qué no seguir con 4,3,2,1. Este es un libro gordo, gordo, que se dice es “una historia épica sobre el derecho de nacimiento y las posibilidades”. Es la historia de Archibald Isaac Ferguson e hijo único de Rose y Stanley Ferguson, y que ese es un punto de partida que se dice desemboca en las obsesiones habituales de Paul Auster: una vida de azares y coincidencias. Se trata de cuatro chicos que son el mismo chico, pero que protagonizan historias distintas en cuanto a las peripecias familiares, sentimentales e intelectuales.
  • La España vacía, un viaje por un país que nunca fue, Sergio del Molino (Turner): Fue uno de mis regalos de Navidad y estoy lista para dejarme llevar por este escritor. En una entrevista cuenta que en su viaje por España, “descubro que vive muy poca gente y que los censos no son acertados, que pone que viven doscientas personas y, a lo mejor, solo viven diez. Vive gente, y me sorprende, por elección. Porque podría estar en otros lugares mucho más cómodos, con más servicios. Viven en pueblecitos donde hacer cada recado significa un dolor. Y hay mucha gente que está atrapada y con un gran resentimiento hacia el Estado. A mí lo que me ha sorprendido es lo silenciados que están. Llevan allí toda la vida y se sienten abandonados, absolutamente desatendidos”. He visto esa España de ciudad y de pueblo rural, sin duda, será un libro en el que encontraré respuestas y nuevas preguntas.
  • La felicidad es una pistola caliente, José Eugenio Sánchez (Almadía): Amor y sexo. Futbolistas y poetas. Mansiones y calles desiertas. Música y porno. Meditaciones fugaces y realidades sospechosas. Un poemario del mexicano José Eugenio Sánchez donde todo se hibrida y se transforma; todo baila y se sacude. Ya sea en orgías de primates que muestran el camino a las civilizaciones humanas, en departamentos vacíos que -junto a sus dueños- hacen frente al abandono de una chica o en postales urbanas donde la vida se revela como un collage de violencia, negocios millonarios y fiestas que no terminan, estos poemas nos salen al encuentro y estallan sin aviso. ¿Verdad que se antoja?

  • Potosí, Ander Izagirre (Libros del K.O), es una crónica periodística que a principio de año se presentó y que José Alejandro Adamuz describe en Viaje con Escalas como un libro resultado de una forma de viajar y de una forma de contar que tiene mucho que ver con la escuela de Martín Caparrós. Ander Izagirre lo dejó claro en una charla sobre la crónica: “levantar el culo de la silla y salir a buscar las historias, así es como entiendo yo el periodismo y el viaje”. Es el viaje invisible: cuenta la historia, no el selfie. Cuando se presentó en Barcelona compré este libro, el autor me lo firmó, y ahora toca ponerse a leer en 2018.

ocho-libros-para-leer-en-2018

  • El rumor de la frontera. Viaje por el borde entre Estados Unidos y México, Alfonso Armada (Ediciones Península): Un viaje por una de las lindes más porosas, peligrosas y cambiantes del mundo, la que separa Estados Unidos de México. Un punto en el mapa que muchos tratan de salvar cada día para ingresar «en el engranaje productivo de la mayor potencia de la Tierra». De este a oeste, entre San Antonio, junto al golfo de México, y San Diego, en el océano Pacífico, siempre por el lado estadounidense con periódicas calas en el lado mexicano. Se habla de que las páginas de este libro recorren un vastísimo y desigual territorio: ríos y desiertos, garitas y vallas, cactus y guardianes. Una frontera abismal entre dos mundos que no se parecen en nada, pero que se repelen tanto como se atraen. Y saben, de esa frontera salí yo, ¡quiero leerlo!
  • Turista desnudo, Lawrence Osborne (Gatopardo Ediciones) pese a saber que por muy lejos que uno vaya siempre habrá un tour operator esperándolo, este libro busca un lugar alejado de la civilización en la isla de Papúa Nueva Guinea. Es un viaje, o muchos: empezando por uno de los destinos más contaminados de la Tierra, como el Dubái que los jeques están transformando en un inmenso parque temático, las islas Andamán, semiderruidas por el tsunami y en proceso de reconstrucción como las nuevas Maldivas, Tailandia, vista como una enorme ciudad de la salud y del fitness, y para concluir en una inmensa isla entre cielos verdes, ríos enrojecidos y volcanes en erupción, donde Osborne se encontrará desnudo y feliz en medio de una orgía tribal. Una manía de viajar a todas partes en un mundo que estamos transformando en una terrible caricatura de nuestras propias fantasías. No sé a ustedes, pero a mi que me gusta la lectura de los viajes, me parece un libro imprescindible.
  • Breve manual del perfecto aventureroPierre Mac Orlan (Jus): Ciudades y cabarets míticos, lecturas raras y esenciales, son algunos de los ingredientes que permiten construir el decorado de una novela de aventuras. Es un pequeño pero gran libro que fue publicado por primera vez en 1920. El autor de origen francés es considerado todo un maestro de la ironía y, aceptémoslo, el mundo necesita mucha, mucha aventura e ironía.  
  • Trieste o el sentido de ninguna parte, Jan Morris (Gallo negro ediciones): la  autora británica se deja ver con un relato que se define como melancólico. Un viaje en el tiempo, evocando los cafés y los muelles que fascinaron a Joyce y persiguiendo el fantasma de Italo Svevo, ciudadano ilustre de este “no lugar”. Un libro poético que lleva a la reflexión sobre la idea de identidad y sobre la influencia de la Historia en el destino de las ciudades. ¡Me emocioné solo leyendo la sinopsis!

¿Listos para empezar el año con una buena rutina de gimnasio mental? ¡A leer!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s