Bodas en México vs bodas en España
España, México

Bodas en México y en España: 10 diferencias

Cómo somos las personas de contradictorias, al menos así soy yo. Que tengo mis ideas respecto al matrimonio pero si me invitan a una boda la verdad es que me pone de buenas. ¡Me gustan!

Cuando recibo una invitación, me entra una efervescencia de amor y también unas ganas de fiesta. Y cuando fui a la primera boda española no pude evitar darme cuenta de que las bodas en México y en España tienen muchas diferencias. ¿Les cuento?

Las bodas en México y en España ¡no son iguales!

Bodas en México y en España

La despedida de soltero 

Este es un festejo clásico antes de las bodas en México y en España. En México el soltero es el rey de la fiesta, al que se mima y se le da carrilla con cariño porque se casa. Independientemente de los detalles, todo gira alrededor de una gran borrachera.

En España la cosa también acaba en una gran borrachera, pero no sin antes ridiculizar un poco al novio. Los amigos llegan a la casa del susodicho sin avisar y en plena madrugada. Lo despiertan, lo disfrazan y se lo llevan a la calle para obligarlo a hacer pruebas en público. Eso sí, ya que está bien borracho, le invitan la cena, siempre y cuando no se quite el disfraz durante todo el día… o todo el fin de semana.  

¿Con damas o sin damas? 

Si no quieres damas en tu boda, vete a España que allá no se acostumbra ni la dama de honor. Pero si sueñas con la foto de todas tus amigas o hermanas vestidas del mismo color, cásate en México. 

El momento del ramo 

En México se invita a las solteras de la boda a que pasen a la pista de baile. Suena la música, ellas bailan y la novia avienta su ramo para que alguna de ellas lo atrape o —lo que pasa más frecuentemente— lo arrebate. En España son más directos. En algún momento de la cena suena la música y los novios van bailando entre mesa y mesa hasta que se acercan a la elegida y…  ¡Entregan el ramo directamente a alguna afortunada! 

El baile de los solteros en las bodas en México y en España

En México, los solteros ganadores del ramo y la liga son llamados a la pista para bailar mientras todos los demás miramos. Con suerte es la próxima boda. En España no son tan insistentes y no hay baile de solteros. Pero…

Regalos entre plato y plato 

En Cataluña, por ejemplo, estás con el aliño de tu ensalada de boquerones cuando de repente —a ritmo de Despacito— aparecen los novios bailando (otra vez) hasta llegar a algún invitado para hacer la entrega de un regalo. ¡Los novios entregando regalos a los invitados! En México somos más bien de la costumbre de no molestar a nadie durante la cena. Ya con la barriga llena pueden comenzar otra ronda de bailes y aspavientos. 

¡Nada de detalles hasta el día de la boda! 

En España la novia no suelta prenda de ningún detalle —ni a las amigas más cercanas— hasta el día de la celebración. Mientras tanto, en México, se arma el grupo de Whatsapp o de Facebook con las damas o las amigas. Ahí la novia va contando detalles, pidiendo opinión, realizando encuestas y escuchando recomendaciones. ¡En México queremos saberlo todo y pobre de ti que no me cuentes! 

El baile de los billetes y el sobre 

En México acostumbramos repartir alfileres con los cuales se enganchan billetes a las prendas del novio o de la novia. Esta es una tradición de cooperación voluntaria con la que se busca darles una ayudadita a los recién casados. Después de un rato los novios andan forrados con billetes de cien, doscientos y quinientos pesos, aunque tampoco faltan los dólares del tío que se quiso lucir. ¿En España? Olvídate de los alfileres. Los invitados entregan un sobre y en él unos cuantos billetes, en plural. ¡Y ese es el regalo! Dicen que mientras más cercano a los novios, más billetes.

En España sabes qué vas a cenar 

Porque incluso los novios españoles preguntan a sus invitados si hay alergias, si son vegetarianos, veganos, intolerantes al gluten o a la lactosa, así como sus preferencias de carne, pescado, pasta o arroz. ¡Te dan a escoger! En México la cosa es de tú come y no preguntes y háblale al mesero para pedirle otra Paloma. ¿Alergias? ¿Qué es eso? 

La puntualidad 

Las bodas en México anuncian la ceremonia con media hora de anticipación para darle un colchón a todos esos que seguro van a llegar tarde, pero incluso con esa media hora de tolerancia, no faltan todos esos que llegan muchas horas después y directo a la fiesta. En España, si la invitación dice a las ocho es a las ocho. Llegar una hora después no solo llamaría la atención, sino que sería increíblemente mal visto. 

¿Diferencia musical? 

No os preocupéis, ¡en las dos suena La Macarena y Cielito Lindo! <3

¿Alguna diferencias que tú hayas encontrado? Cuenta, cuenta

Deja un comentario